Subscribe:

Ads 728x90px

11 abr. 2012

¿Cómo controlar el mal carácter?

El carácter es algo que nos diferencia notablemente a unas personas de otras. Cada quien tiene su carácter. Hay personas que son más temperamentales que son puro fuego y estallan frente a cualquier cosa.  Por el contrario hay otras más tranquilas y que a veces incluso se dejan avasallar (mandar).



Según el diccionario, el carácter es el conjunto de cualidades y circunstancias por las que una persona o cosa se distingue de las demás.  También puede definirse como la manera de ser o de reaccionar de las personas.



Hablamos de mal carácter, mal genio ( o mal humor como se dice en ciertos paises latinoamericanos ), cuando una persona no puede controlar sus reacciones frente a los sucesos que le tocan vivr. Reacciona de manera intempestiva, como un huracán o terremoto dentro de sí mismo, sin medir las consecuencias y ocasionando un gran malestar a los que los rodean.




¿Porqué se debe controlar el mal carácter?

  • El mal carácter es un problema que puede traer grandes dificultades a la propia vida y a la de los otros.
  • El principal motivo para aprender a controlarlo es porque nadie tiene porqué soportar el mal carácter del otro.
  • Para tener una vida con mayor bienestar es necesario aprender a convivir y tratar bien a los demás.
  • El mal carácter crea problemas de comunicación en las relaciones personales y también puede arruinar matrimonios y amistades. Suele ocasionar también problemas en el trabajo, en el estudio y en todos los ámbitos en el que la persona se maneje.
  • Además, el mal carácter perjudica mucho más a quien lo tiene que a las prsonas que conviven con ella, ya que la persona pierde credibilidad y oportunidades nuevas.
  • Se ha comprobado que las personas que tienen mal carácter presentan niveles de estrés elevados y el estrés es muy perjudicial para la salud física y emocional.

¿Qué tenemos que hacer para controlar el mal carácter?

  1. Hay que reconocer que se tiene mal carácter y que quiere cambiar.  Este es el primer paso y el fundamental.
  2. Cuente hasta diez antes de explotar y respire profundamente para que piense más claro. Normalmente el carácter explota automáticamente.  No hay nigún pensamiento, es una reacción automática.
  3. Hay que entrenar. Todos los músculos de nuestro cuerpo necesitan ejercitarse, así también el carácter puede entrenarse. Practica. Inténtalo una y otra vez. Aunque no lo consigas, vuelve a intentarlo. Reflexiona sobre qué es lo que fallo la última vez y vuelve a intentarlo corrigiendo los errores que observes. Recuerda que nada se aprende sin práctica.
  4. Utiliza las influencias externas. Sal a caminar, pon una música que te calme, ve una película cómica, reunete con amistades y ve a bailar, practica yoga en fin haz algo que te saque el demonio que llevas dentro.
  5. Se perseverante. No esperes resultados inmediatos. El cambio tomará tiempo, pero los resultados serán una vida más placentera con mejores relaciones personales.

 Indudablemente todos en nuestra vida hemos tenido momentos en que hemos explotado, algunas personas se han controlado, otras aún viven con éste problema. Pensando de lo dañino que puede ser el mal carácter, espero que éste Blog sirva para que nos eduquemos y reflexionemos a la hora de estallar, y quizás por pequeñeses que nos pueden salir muy caro.

Libros Recomendados