Subscribe:

Ads 728x90px

12 may. 2012

¿Cómo descubrir a un chantajista emocional?

El chantaje emocional es un método de manipulación psicológica por medio del cual se amenaza a alguien con el fin de obtener algo valiéndose de los sentimientos de esa persona.

El chantaje emocional puede provenir de cualquier individuo pero es comú que sea de alguien cercano, un familiar, un amigo o una autoridad.

Lobo vestido de obeja típico chantajista

La persona que lleva a cabo el chantaje emocional suele ser una persona cercana, pues conoce las debilidades, los sentimientos y aquello que aprecia la persona chantajeada, y lo utiliza para obtener lo que desea.

Los chantajes emocionales en realidad son maltratos psicológicos. Buscan imponer sus deseos valiéndose de los sentimientos del otro.

El chantaje emocional es una de las prácticas psicológicas más utilizadas, pero no eso es legítima. Se presiona a otra persona, víctima del chantaje emocional, para que actúe, diga o piense de una determinada manera, aunque vaya en contra de sus principios.

Características de los chantajistas emocionales

Los chantajistas emocionales son personas que saben cuánto se valora la relación con ellos y conocen los puntos débiles y los aspectos vulnerables de quienes les rodean. Este tipo de extorsionadores, a pesar de poder dar la impresión de ser personas seguras, en el fondo esconden debilidad e inseguridad ante el criterio y la libertad de actuación de sus seres queridos.


Su espíritu posesivo, les hace mostrarse como víctimas cuando su prójimo no actúa según su capricho o antojo. Para conseguir que se acaten sus deseos, han aprendido a provocar la culpa.

Tipos de chantajistas

  • El castigador: amenaza con consecuencias a las que tendrá que atenerse si no hacen sus deseos. Por ejemplo, "si no haces lo que te digo, no me ves más."
  • El autocastigador: es el que amenaza con hacerse daño a sí mismo. Por ejemplo, "si no haces lo que yo quiero me mato." 
  • La víctima: es el que culpabiliza al otro por sus sufrimientos y le hace creer que la solución es que el otro haga lo que él quiere.
  • El provocador: es el que ofrece cosas maravillosas, a cambio de que se haga su voluntad.
Algunas frases que utilizan los chantajistas emocionales

  • ¿Cómo puedes hacerme esto a mí?
  • No puedo hacerlo sin ti
  • ¿Cómo puedes ser tan egoísta?
  • Vas a lograr que me enferme
  • Con lo que yo te quiero y me tratas así.
  • Si me quisieras harías lo que te pido
  • Te vas arrepentir
  • No sirves para nada
  • ¿Porqué actúas así? 
  • Porqué quieres hacerme daño?
¿Cómo manipulan los chantajistas emocionales?

  • A través de la culpabilidad.
  • A través del miedo.
  • A través del cariño (si me quisieras harías el amor con migo)
  • A través del deber (es tu deber hacer esto ... o aquello).
  • A través del dinero.
Destacados Chantajistas Hispanos entre muchos

Personalmente recordaba en los años 80, cuando reclutaban a los jovenes para pelear supuestamente por el país, para defender la soberanía de la patrtia. La verdad es que lo que querían era que le defendieramos las espaldas. Te hacían creer que eras un vende patria si no aceptabas ir con los batallones de defensa.  Prácticamente usaban la técnica de hacerte creer culpable.  En si esa técnica la utilizan todos los gobiernos. Practicamente te chantajean.

 Técnicas que usan los chantajistas emocionales

  1. La comparación negativa: El objetivo del chantajista emocional es debilitar a la persona. Si una persona está insegura es más fácil de manipular. La comparación negativa es una forma de menoscabar a las personas. Se comparas a la víctima del chantaje con una persona conocida a la que se le atribuyen todas las cualidades positivas.  Un ejemplo de esto sería cuando los padres comparan a un hermano con otro, diciendo, por ejemplo: "él hace todo bien, en cambio tú no sabes hacer nada."

  2. Etiquetar: El chantajista emocional suele etiquetar de "egoísta", "estúpido", "brusco", "sin sentimientos", "cobarde", "inútil" a otra persona por el mero hecho de no hacer lo que él o ella quieren. Cuanto más se resista al chantaje más egoísta, o sin sentimientos será. El chantajista emocional no se para a pensar por un momento quien es el verdadero egoísta en este cuento, desplaza cualquier acto negativo a la otra persona.

  3. Decir que el chantajeado está loco: Algunos chantajistas emocionales, usan esta técnica. Afirman que el que se resiste a sus deseos está loco. Son capaces de hacer creer a alguien que no está en su juicio, sólo para lograr que la persona se sienta insegura. Es algo que tiene consecuencias negativas en la seguridad y autoestima de la persona.

  4. Conseguir aliados: El chantajista emocional busca aliados. Se sabe que la unión hace la fuerza. Pueden ser familiares, hijos, amigos, o compañeros, el chantajista será capaz de presentar las cosas de tal forma que logre apoyo, y usará la fuerza del grupo para tratar de convencer.


           

Conclusión:

De lo que has aprendido en éste Blog puedes utilizarlo, ya sea para darte cuenta si estas enfrente a un chantajista o como aprender cómo ser un chantajista, puesto que se describe las herramientas y momentos indicados para hacer caer a tu víctima. Si quieres ser un buen chantajista, aprende de los mejores (ver foto de arriba).