Subscribe:

Ads 728x90px

16 sept. 2012

Sentirse bien

El buen ánimo es señal de buena salud.

Que el buen ánimo sea señal de buena salud es unos de los conceptos más modernos de la medicina.  El estado emocional, junto con el físico y el mental, son los tres aspectos que se deben cuidar para vivir más.

sentirse bien


Sentirse bien es sentirse a gusto con uno mismo y con la propia vida.  Eso no significa que haya siempre cosas por cambiar y mejorar.  Significa que uno disfruta de lo que tiene que vivir cada día, de los multiples momentos que llenan cada día.

Es posible orientar las emociones para ser cada día más capaces de disfrutar y de vivir en plenitud.  La vida emocional, es también es algo que también se puede desarrollar, pulir y mejorar .

Cultivar las emociones positivas, el buen humor, la amabilidad, la alegría, es parte de ese proceso de crecimiento que todos podemos hacer.  Esto no significa dejar de ver y aceptar las cosas que no nos gustan ni dejar de luchar para cambiarlas.  Al contrario, significa comprometerse con lo que cada uno cree y quiere y poner todo el empeño para modificar lo que  cada uno considera injusto. 

Sentirse bien es animarse a vivir con plenitud.

15 TIPS PARA SENTIRSE BIEN


  1. Piensa de una manera positiva.  Los pensamientos optimistas permiten vivr una vida más feliz y saludable.  Todo lo que pensamos influye directamente en nuestras emociones y metas.  Si pensamos de manera positiva, nuestras emociones serán también positivas.
  2. Cultiva los afectos.  Los familiares, los amigos, los seres queridos, son lo más importante que uno tiene.  Hay que valorarlos, cuidarlos y dedicarles tiempo y atención.
  3. Ten  algún pasatiempo.  Desarrolla una actividad que te  entretenga y entusisame.  Puede ser cualquier cosa que te guste, canto, pesca, pintuta, jardinería, un deporte, ir a comer con tu pareja afuera al menos una vez por semana.  Cualquier cosa que a ti te guste, házlo.  No permitas que nada te impida hacer aquello que tanto bien le hace a tu estado de ánimo.
  4. No discutas por cosas sin importancia.  De la cantidad de cosas por las que nos enojan cada día, la mayor parte no tienen importancia.  No vale la pena desperdiciar nuestro tiempo y buen humor por discutir cuestiones que van a ser olvidadas a los pocos minutos.
  5. Haz cosas que te provocan risa.  Diviertete como si fueras un niño, y olvidate de que dirán los demás.
  6. Tener una vida sexual satisfactoria es importante para el bienestar.  Habla con tu pareja, cuida tu intimidad emocional.  Respeta tu cuerpo y el de otros.
  7. Rodeate de cosas lindas.  Pinta tu casa de colores estimulantes y alegres.  Cuida lo que tienes alrededor.
  8. Dedica tiempo a saber más sobre ti mismo.  Conoce tus virtudes y tus defectos, tus placeres y tus disgustos.  Aprende a reconocer tu propia sensibilidad, tu carácter, así podrás manejar tus reacciones.
  9. Maneja la ansiedad.  Originalmente el cerebro activa la ansiedad en momentos de peligro.  Pero muchas veces lo hace ante los propios pensamientos negativos.  Nos sentimos mal, preocupados, temerosos, por cosas que imaginamos y que probablemente nunca ocurran.  Es importante reconocer cuándo nuestros propios pensamientos nos están provocando un malestar.
  10. Cuida tu cuerpo.
  11. Déjate ayudar.  Pedir ayuda no es signo de debilidad, al contrario.  No hay que sentir temor de pedir ayuda cuando uno no puede salir solo de un problema.
  12. Ponte en el lugar del otro. Es una gran manera de desactivar conflictos.  Analiza la situación con los argumentos de la otra parte.
  13. Aprende a poner una pausa, relájate.  Esto ayuda a mejorar el estado de ánimo.
  14. Cuando hagas algo, piensa en las consecuencias de tus actos.  Analiza si alguien podría  sentirse afectado por tus acciones.  
  15. No te quedes anclado en el pasado.  Resuelve lo que tienes pendiente, externa o internamente, y ve hacia adelante. No retrocedas ni siquiera para tomar impulso.

MANTEN EL EQUILIBRIO

El equilibrio mental y emocional es una las claves fundamentales para sentirse bien.  La vida cotidiana está llena de ocupaciones, compromisos y responsabilidades.  Eso suele generar un estado de ansiedad que impide disfrutar de la vida. 

Para contrarrestar el ritmo y la velocidad de los tiempos actuales, los expertos aconsejan valorar el "no hacer".

En las sociedades conteporáneas parece casi imposible.  La vida es una sucesión de acciones que parecen no terminar nunca.  Cuando ya hicimos las actividades importantes, aparecen otras urgentes y otras más que hay que realizar por compromiso.  Piensa: 

¿Cuándo fué la última vez que te quedastes quieto sin hacer nada?
  • Tomarse un tiempo libre es una manera de cuidarse.
  • El reposo es un regenerador de energía.
  • Las nuevas tendencias valoran cada vez mas el tiempo del "no hacer".
¿Cómo se hace el "no hacer"?

Es simple.  
Aunque sea tan sólo unos minutos a diario, o unos instantes a la semana, sientate con la espalda recta en algún lugar cómodo, cierra los ojos y permanece asi durante un minuto sin pensar en los problemas.  Sencillamente quedate allí, en silencio, percibiendo el ritmo natural de tu respiración.  Deja que la calma vaya serenando tus pensamientos y tus emociones.  Escucha el silencio interior.

Literatura relevantes al blog